Historias

67 años no son nada cuando se trata de devolver un libro a la biblioteca

El ajetreo del día a día o un imprevisto pueden hacer que en ocasiones nos demoremos unos días a la hora de devolver los libros que cogemos prestados de la biblioteca. Si la cosa se complica y la pereza nos vence pueden pasar semanas o incluso meses hasta que nos armamos de valor para ir a entregar ese ejemplar vencido. A esta señora de Nueva Zelanda, sin embargo, le ha